Los nuevos propósitos del 2015

El cambio de año es siempre un aliciente para cambiar hábitos. Pero la pregunta es, ¿cuánto duran estas intenciones?

“Empiezo la dieta el lunes, el día uno dejo de fumar y mañana empezaré a correr todas las mañanas…”. ¡Buena idea! porque siempre es un buen propósito aquel que te lleva a comenzar una vida más sana. Pero mejor si lo conseguimos paso a paso, no hay prisa.

Todos hemos pasado por ese exceso de motivación cuando comenzamos, que te lleva a dar el máximo de ti el primer día…ERROR, esto sólo va a conseguir unas agujetas insoportables el día posterior, a pensar en lo horroroso que es hacer deporte, verás que tu peso no habrá bajado ni un gramo y encima no pisarás el gimnasio hasta la “operación bikini” (época de propósitos también, esta vez con más urgencia).

¿Qué debes hacer entonces?

Lo primero es tener claro tu objetivo, ¿qué quieres conseguir?, ¿qué quieres cambiar?, ¿cómo te quieres ver?.

El siguiente paso es asesorarte por profesionales que te guíen hacia la consecución de tus objetivos business collaboration software. Los técnicos te propondrán una rutina de entrenamiento adecuada a tus necesidades. ¿No te gustan las máquinas de gimnasio? prueba cualquiera de nuestras clases colectivas en las que lograrás beneficios para tu cuerpo de una manera amena y divertida. Combina tu entrenamiento con ejercicio en la piscina, y con una merecida sesión de spa al finalizar.  Lo importante es que el tiempo que dediques a la actividad física te guste y aprendas a disfrutarlo.

Comenzar a realizar actividad física no significa que estés de lunes a domingo obligado a venir al gimnasio. De poco sirve venir al gimnasio a entrenar con el cuerpo dolorido del día anterior. Mejor objetivos reales y alcanzables, 3 días a la semana es suficiente para comenzar. Tan importante es un buen entrenamiento como una recuperación, así el tiempo que dediques a tu entrenamiento lo aprovecharás al máximo. Poco a poco, aumentarás la intensidad, y la frecuencia de entrenamiento, y cuando empieces a notar cambios en tu cuerpo no querrás abandonar.

Que tu propósito  no sea  “perder unos kilitos”, que tu propósito sea mantener un estilo de vida saludable!Sin título